BON APPÉTIT 1
Alimentación, Estilo de vida

BON APPÉTIT

Durante estos días de calor apetece refrescarse con alguna bebida que, además de saludable, sea capaz de despertar las papilas gustativas más exigentes. Nada mejor para ello que recurrir a los famosos smoothies en los que se concentran verdaderas fuentes de vitaminas que culminan en una explosión de sabores exóticos. Todo un deleite, de fácil y rápida preparación que nos ayudan a combatir “el caloret” de estos días y pueden incluso ayudarnos a mantener nuestra figura.

s2

Dependiendo de los ingredientes utilizados para su elaboración y de los tiempos empleados en la realización de la mezcla puede variar su sabor y consistencia, ¡consiguiendo resultados buenísimos!

2

3

Por definición un smoothie (derivado de la palabra inglesa smooth – suave) es una bedida refrescante, obtenida a partir de algún componente congelado, sea yogurt, hielo, hortalizas o frutas pudiendo llevar además leche. La incorporación de aire en el smoothie debe ser mínima por lo que la velocidad de la batidora se mantendrá de media a alta y el tiempo de mezclado será igualmente corto de forma a evitar la formación de burbujas de aire y por extensión el aumento de volumen del líquido.

4

He aquí, algunos trucos y consejos que te garantizaran obtener con éxito unos sabrosos y perfectos smoothies.

PRODUCTOS FRESCOS

Intenta priorizar los productos frescos tanto frutas como hortalizas de temporada, que tengas a tu alcance. Si optas por las frutas (por ejemplo fresas, melocotón, plátano…) asegúrate de que estas estén su punto óptimo de maduración. Potenciarás el sabor de tu bebida. No olvides además lavar tanto las frutas utilizadas como las hortalizas.

5

SENCILLEZ

Los smoothies básicos o más sencillos, son también muchas veces los mejores. Aunque su elaboración abra la puerta a tu imaginación, evita las mezclas de distintos productos ¡no sea que tu smoothie se torne en una bebida imbebible!

También puedes añadirle menta o canela, consiguiendo un toque muy original.

6

SALUDABLE Y CON POCAS CALORÍAS!

 Si lo tuyo es disfrutar de un smoothie sin renunciar al cuidado de tu línea, decídete por aligerar tu smoothie incorporando mayor cantidad de hielo para aportar más cuerpo a la bebida. También puedes utilizar yogures o leche desnatada, conseguirás una dosis sana de proteínas sin excesos de calorías. Opta por evitar el azúcar y añade dos cucharaditas de miel. Las frutas como los kiwis, manzanas, bayas o frutos rojos, ciruelas etc., en estado de congelación te aportaran untuosidad y abundante cantidad de fibras. Una cucharada sopera además de harina de lino reforzará la aportación de fibras y te brindará una dosis de Omega3. Si lo que quieres es obtener un smoothie que te proporcione sensación de saciedad, inclínate por utilizar medio aguacate. No temas recurrir a las espinacas o col rizada, mezcladas en pequeña cantidad no alterarán demasiado el sabor, recuerda que los smoothies “verdes” son altamente depurativos.

7

8

Te recomendamos disfrutar de ellos no solo en época estival, sino a lo largo de todo el año, en tus desayunos, aperitivos o cualquier momento del día. Atrévete y pon en marcha tu imaginación y creatividad.

Bon apétit

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *